//
Tu estas leyendo...
Latinoamericano

019 – Historias Mínimas

Historias-mínimasDon Justo pasa sus días sentado a la puerta del almacén de Ramos Generales entreteniendo con sus morisquetas a los niños de Fitz Roy. Tres años atrás, manejando en la ruta, el sol lo encandiló y atropelló a un perro. Se acobardó y lo dejó en el camino. Su propio perro “Malacara”, que viajaba con él, no se lo perdonó. “Malacara me miró”, recuerda Don Justo, “y esa misma noche me abandonó”. Han pasado tres años desde entonces. Un vecino le comenta que ha visto a “Malacara” en San Julián, a 300 km de Fitz Roy. Don Justo decide entonces lo que para sus familiares no es más que una loca idea, propia de su edad avanzada. Saldrá a la ruta solo, calzado en sus zapatillas holandesas, al encuentro de ese perrito que, aunque de aspecto insignificante, alberga lo más íntimo, lo más esencial de su dueño. Cuando Don Justo sale esa madrugada en busca del Malacara, nada hace imaginar el porvenir. Los animales, ¿entienden?, preguntará a una desconcertada bióloga, ocasional compañera de viaje. Y cada nueva interrogación irá organizando las piezas hasta llevarnos mansamente a la confesión final. No la del accidente, sino la otra: ese perro es el único que me conoce. Por eso cuando el correntino lo lleve donde el Malacara, lo hará con una frase tan desconcertante como implacable: a ver si le perdona el perro. Y efectivamente, en una escena para la antología de los reencuentros cinematográficos, el perrito, con su mirada, le exigirá decidir si está dispuesto a morir con las trekking puestas.

Roberto es viajante de comercio. Lleva recorridos miles de kilómetros a bordo de su Renault 12. En San Julián vive la dama de sus pensamientos. Es viuda y tiene un hijo. ¿O una hija? La torta que encargó con forma de pelota es preciosa, pero ¿no sería mejor un diseño unisex para apostar a lo seguro? Los caminos que Roberto transita diariamente pertenecen al laberinto de su deseo. Encerrado en la duda, para esquivar la angustia se refugia en la imposibilidad. Deberá hacer algo con su obsesividad y sus celos paranoides, que ya le habían costado un fracaso sentimental. En la soledad de la habitación del hotel, una tortuguita de mazapán lo mira, apremiándolo a ponerse en concordancia con lo que desea.

Una joven debe viajar a San Julián para concursar en un programa de televisión por el premio mayor: una multiprocesadora. Para qué puede servirle si en su casa no tiene electricidad, argumenta una competidora buscando convencerla de que acepte a cambio un set de maquillaje. Imprevistamente, la joven deberá elegir entre la sofisticación y la secreta intimidad de su condición femenina, largamente postergada. En la escena final, a bordo del ómnibus que la lleva de vuelta a casa, la joven se entretiene con su flamante adquisición. Despliega el contenido de la caja de cosméticos (que también tiene ¿casualmente? forma de tortuga) y se mira al espejo. Un espejo que se hace cuadro, no sólo para el personaje sino también para el espectador. Así, entonces, la película nos mira, incitándonos a no permanecer indiferentes.

 

SrMayorDirector: Carlos Sorin

Actores principales: Javiera Bravo (María Flores – la joven humilde que se gana el premio de TV), Javier Lombardo (Roberto – El vendedor que quiere obsequiar la torta), Antonio Benedicti (Don Justo – El Señor de Juventud Prolongada que busca a su perdido perro), Laura Vagnoni (Estela la pretendida de Roberto), El perro “Malacara”, La torta en forma de balón que se transformo en tortuga y los paisajes de la inmensa Patagonia Argentina.

Año: 2002

Genero: Drama existencial, Tragicomedia.

País: Argentina

Escala: Buena(6)

Empresa: Guacamole Films, Ocean Film, Nirvana Films S.A. y Wanda Visión S.A.

Fuente: http://www.eticaycine.org/Historias-minimas

JavieraCritica: Una producción que nos deja mucho que contar, el personaje de Don Justo me hizo reír cuando dijo que iba a San Julián a pagar el Monotributo, la verdad me conmovió la travesía que hizo para buscar a su perro el “Malacara”, en realidad lo que quería era purgar la pena por haber atropellado a un peatón. Todo el mundo le tendió la mano para que lograra su objetivo. Ojala en estos tiempos tengamos tan buenos sentimientos para con nuestros abuelos.

La chica del programa de televisión bueno no fue mucho lo que a mi parecer aporto a la obra porque la verdad ella no tenia para ir a San Julián y fue tanto lo que le rogó la amiga y a la final se gano fue un set de belleza. El personaje de Roberto si que me cayo bien mal porque con la aplicación de las técnicas de ventas fregó a media Patagonia con su torta que a la final no entrego, pero menos mal porque a él mismo le hizo daño, claro de tantas manos por las que paso, creo que ese debe ser la lección aprendida, que a veces no debemos ser tan exigentes y disfrutar lo bueno de las situaciones que nos pasan ya que por algo es que pasan.

Las tres historias nunca se cruzaron, excepto que todos tenían que ir a San Julián, creo que debo ir algún día a San Julián a buscar al “Malacara” (Aunque a mi no me gustan los perros).

Vendedor¿ Quieres ver los Cortes ? :

https://www.youtube.com/watch?v=wPFd5BOn454

¿ Quieres ver la Película ? :

https://www.youtube.com/watch?v=r4506Q9Sm0A

 

Anuncios

Acerca de ojarbol

Me gusta leer, ver películas y escuchar música; este blog lo hice con esa intensión de mostrar lo que he leído, las películas que he visto y las canciones que me han marcado; que me han gustado para comentar y compartir.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ARCHIVOS

Entradas recientes

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 78 seguidores

Visitantes Mundiales

Flag Counter
A %d blogueros les gusta esto: